Díganos su opinión, sus comentarios o sugerencias


Nombre:

Hemos pasado un fin de semana encantador con todos los amigos. Os recomiendo la casa y la zona
Elbira Delgado. (27/9/2010)


Casa Rural muy recomendable, la mejor en la que he estado. La casa es amplia, muy bonita, ideal para un grupo de amigos, y no le falta de nada: tv, cadena musical, juegos, licor de cereza, etc... y esta en un entorno muy agradable de la sierra de gredos, ideal para hacer senderismo.
Luis Miguel Aparicio (12/7/2010)


El pueblo es encantador, la casa es preciosa y de su dueña ya ni hablemos. Isabel es una persona sencilla y afable que nos trató a mí y a mis amigos como si fuésemos de su propia familia. Muy recomendable esa sopa de tomate, y los buñuelos al desayunar. La casa tiene todas las comodidades y está muy limpia. En cuanto a la zona, parajes preciosos e inolvidables. Pueblos como Jarandilla y Garganta de la Olla merece la pena visitarlos. Pero el más bonito de todos es Guijo de Santa Bárbara, donde está la Casa Rural.
Marta Estebaranz Marfil (3/7/2009)


Estamos deseando pasar una agradable estancia en este pueblecito de la sierra. un saludo desde Barcelona, Madrid, Jaen, Cordoba, etc .... un saludo
Stiven Moyano (21/6/2003)


Hola, Saludos desde Villanueva de la Serena (Badajoz)
Angela J.P. (10/6/2008)


Hola, os estamos viendo desde Barcelona. Las fotos son preciosas Un abrazo
Eloisa Naranjo y familia (15/3/2005)


Lo que más me ha gustado de la casa es el salón con la chimenea, me parece la mar de romántico.
Cristina (21/2/2003)


Me ha encantado la casa, está genial para ir con los amigos, además el pueblo es precioso.
Antonio Alemán (06/2/2003)


"El Rey del Jam´┐Żn"
Sim´┐Żn Jim´┐Żnez Jim´┐Żnez tiene 62 a´┐Żos y siempre vivi´┐Ż en el pueblo de Guijo de Santa B´┐Żrbara, al norte de Extremadura, una regi´┐Żn tradicionalmente jamonera. Por supuesto, come jam´┐Żn desde que tiene memoria. Su esposa, Isabel Pobre Redondo, flamante concejala de ese poblado de 400 habitantes en el que todos dicen tener alg´┐Żn grado de parentezco entre s´┐Ż, es concreta:
"Sim´┐Żn ten´┐Ża ´┐Żlcera -dice-. Entonces, le di m´┐Żs jam´┐Żn para que se curara. Y se cur´┐Ż". Sim´┐Żn asiente.
Como buena parte de los habitantes de los pueblos espa´┐Żoles, ellos hacen su propio jam´┐Żn. Ahora no tienen cerdos, pues carecen de tiempo para cuidarlos, pero los compran y, en diciembre, hacen la matanza. Es una fiesta. Se levantan temprano y van llegando todos los familiares; en la ´┐Żltima matanza eran, en total, unos 50. Es un d´┐Ża de felicidad pura, d´┐Żle trozar cerdos, preparar los embutidos y las carnes, hacerse bromas infantiles y re´┐Żr mucho. Pero, sobre todo, comer hasta hartarse. Generalmente compran dos cerdos, de los que salen cuatro jamones que duran, con suerte, todo el a´┐Żo. Y aprovechan hasta los huesos, pues son el agregado indispensable en las ollas donde cuecen sus guisos proteicos.
Isabel y Sim´┐Żn compran cerdos blancos. Son m´┐Żs baratos que los de la otra raza, el negro o ib´┐Żrico, con los que se prepara el jam´┐Żn ib´┐Żrico. La caracter´┐Żstica del jam´┐Żn ib´┐Żrico es que los cerdos son alimentados con bellotas, lo cual les otorga un sabor especial. Cuando las encinas y los alcornoques que proliferan en Extremadura dejan caer sus frutos, sueltan a los cerditos para que coman en libertad. Por supuesto, comen bellotas, pero tambi´┐Żn ra´┐Żces, brotes, insectos y lo que encuentren por el camino.
An´┐Żnimno (06/9/2003)


Hola a Todos, Soy el propietario de La Casa, y quería agradeceros todos vuestros comentarios, así como las críticas constructivas que podais hacenos. Sin más, Gracias.
Simón Jiménez (26/1/2003)

 
e-mail:

Ponga aquí sus comentarios (max. 250 carácteres)